Alerta a las fuerzas revolucionarias sobre las amenazas reformistas que afectan el proceso bolivariano.

Este 2014 será año de retos y dificultades, de situaciones complejas en un ambiente de mayor confrontación de clases, de lucha económica y de masas, dejando atrás por algunos días la demagogia electoral para avanzar hacia movilizaciones de calle, allí donde la verdadera vanguardia se crece y aflora el partido como instrumento capaz de orientar al proletariado hacia mayores niveles de organización rumbo al poder, pero para esto la unidad de acción y la disciplina son vitales, la movilidad, agilidad y capacidad de dar respuesta al momento serán la diferencia entre el triunfo y la derrota, nosotros estamos obligados a superar las debilidades porque nuestro deber es triunfar.

V Pleno del Comité Central del Partido Comunista Marxista Leninista de Venezuela
Venezuela, enero de 2014

Paramilitares colombianos estrenados por  militares israelitas, serán enviados a Venezuela.

Paramilitares colombianos estrenados por militares israelitas, serán enviados a Venezuela.

1- LA SITUACIÓN MUNDIAL.

Prosigue la actual crisis, que en este momento lleva algo más de 6 años, como expresión de la agudización de la crisis general del capitalismo que se ha visto cruzada por diversas crisis cíclicas, unas de carácter sectorial (construcción, finanzas, automóvil) y otras de regiones o países (EEUU, España, Grecia).

A pesar de las cifras de fin de año que expresan una leve recuperación en algunos sectores y países, no se prevé una solución inmediata, al contrario está allí presente la amenaza de que profundice hacia la depresión, ya que las principales economías del mundo confrontan problemas para mantener el ritmo de crecimiento, e incluso los EEUU han aprobado un presupuesto de 1,1 billones de $ para garantizar el funcionamiento del Estado hasta el 30 de septiembre, en un acuerdo político entre republicanos y demócratas, el CC del PCCh ha definido una política económica enfocada en el consumo interno para hacer frente a la gran dependencia del comercio exterior (exportación de capitales) y Alemania no ha crecido al ritmo planificado, si estos ajustes no funcionan se profundizará la confrontación armada y la debacle de la economía mundial, como prolegómeno de la tercera etapa de la crisis general del capitalismo, evidenciada por medio de las guerras por un nuevo reparto del mundo y las revoluciones del proletariado en lucha por liberarse de la opresión.

El aumento de las amenazas lo vemos Asia donde Japón y Corea del sur, con el apoyo e instigación de los EEUU y la UE realizan actos desesperados por impedir el avance de China, que con sus bancos y mercancías se van posicionando en todo el planeta, para alcanzar el lugar de primera potencia imperialista, desplazando los capitales de EEUU, UE, Japón y otros imperialistas menores.

El expansionismo chino es tan rápido que obliga a los imperialistas estadounidenses y europeos a pensar en la violencia como forma de detener su posicionamiento, tratando con esto de arrancarle sus fuentes de materia prima y vías de tránsito hacia los mercados mundiales, ante esto China planta posición y responde con el acelerado proceso de modernización de su ejército que cuenta con armas nucleares y un numerosa tropa regular. Las guerras de agresión imperialista contra Irak, Afganistán, Libia y Siria demuestran que ante la imposibilidad de frenar la influencia de otros capitales la opción de los imperialistas tradicionales es la guerra.

En Europa la situación de crisis ha tenido un respiro en los países más afectados, aunque en general prosigue de manera que no se vislumbra una salida para los pueblos, aunque los capitalistas apliquen sus medidas que profundizan el impacto negativo de la crisis en los sectores populares, al generar paralización económica que se expresa en desempleo, pérdida de empleos y persecución a inmigrantes, mientras se da la concentración y centralización de capitales por parte de los monopolios dominantes.

En Asia vemos la economía de Japón estancada, Corea del sur a la cola mientras China e India crecen a un ritmo moderado. En el caso particular de China la nueva dirección política del PCCh inicia un proceso descarado de privatizaciones y entrega de industrias a los capitalistas, esta burguesía crecida a la sombra de las políticas expansionistas hoy tiene el control de la economía y de la política consolidando su papel hegemónico sobre el resto de la sociedad.

El nombre de partido comunista y la bandera roja son usurpados por una camarilla burguesa, nacionalista e imperialista que sobre el sacrificio del campesinado, la clase obrera y el pueblo ha edificado una gigantesca potencia, que cada día se distancia más de los ideales socialistas para expandir su poder imperialista por el mundo, con sus capitales y mercancías, siendo la salvación para el capitalismo en crisis, actuando como locomotora para reanimar la maltrecha economía burguesa.

En estos momentos no puede hablarse de social imperialismo ya que no reivindica el socialismo ni siquiera de palabra, ya no escriben sobre el socialismo, ni publican obras de los clásicos, desapareció “lenguas extranjeras”, ahora su política es pasar de “un país dos sistemas” a la descarada imposición del capitalismo en toda su geografía autorizando la venta de tierras rurales y urbanas, creando las condiciones para que los capitales exploten a la clase obrera en toda China, mientras a los externo aplican una táctica de choques sectoriales y salvación del capitalismo, política que surgió desde la época de Mao y creó las bases para las desviaciones que hoy se observan.

África ha sido fuente permanente de recursos naturales y de fuerza de trabajo para los sectores dominantes en el mundo, por siglos han sido expoliados de la manera más atroz, desde recursos escasos como el Coltan, diamantes, oro, petróleo y también esclavos, que antes eran llevados a la fuerza a trabajar, ahora van por su propia cuenta y riesgo.

África del sur, con Sudáfrica a la cabeza, se consolida como centro de explotación industrial, minera y agrícola, África del norte juega un papel vital para Europa en la explotación de gas y petróleo, además de ser vía de transporte de estas y otras mercancías desde África y oriente hacia el mediterráneo, siendo actualmente centro de pugnas inter imperialistas por su control.

El extremismo islámico es usado por los EEUU como fuerza de choque en la región para desalojar gobiernos que le sean incómodos, en especial aquellos que en algún momento fueron revolucionarios y mantuvieron un alejamiento de EEUU, estas fuerzas han significado cierto riesgo para las propias potencias imperialistas, por lo que hacen un juego permanente de equilibrio, visible especialmente en Siria y Egipto donde han tenido que negociar con los militares en el poder para mantener a raya, e incluso deponer gobiernos que llegaron al poder con su aval (Mursi en Egipto) para frenar el crecimiento del extremismo islámico.

En Túnez nuestros camaradas de PTT (antes PCOT) mediante el Frente Popular juegan un importante papel siendo la tercera fuerza política del país, y su secretario general Hamma Hammami el segundo en opción para ganar las elecciones presidenciales.

En América del norte, especialmente en los EEUU, prosigue la crisis afectando la economía que no logra restablecerse, prosigue la paralización industrial, el desempleo, llegando el déficit fiscal al punto de paralizar el gobierno por unos días por la no aprobación del presupuesto nacional en medio de una crisis entre demócratas y republicanos.

América del sur se halla desde hace alrededor de una década cruzada por procesos de animación política, social, económica, con aumento de las movilizaciones de masas, en algunos países incluso han logrado establecerse gobiernos progresistas, que si bien han canalizado el ímpetu antiimperialista también han jugado un papel de freno a la lucha frontal de las masas para abolir la explotación al abrir expectativa de mejoras dentro del capitalismo reviviendo las ilusiones de la “revolución pacífica” que en ningún momento ha fracturado la base económica capitalista dependiente, sólo han avanzado en algunas mejoras de las condiciones de vida de sectores populares, pero dentro del sistema capitalista.

Los procesos reformistas de la región se mueven entre las aspiraciones de gran potencia regional como en el caso de Brasil y su burguesía, el nacionalismo de sectores de la burguesía tradicional que sueñan con recuperar el papel de sus países en la economía mundial como en Argentina, la pequeña burguesía tecnocrática que quiere imitar las condiciones de vida de Europa caso Ecuador y Chile, elementos de extracción indígena, campesina y sindical como en Bolivia que imprimen un tinte popular a las reformas, sectores que fueron revolucionarios en los años 60 y 70 ahora defensores de la socialdemocracia, tomando como aval su pasado de lucha, pero bajo una política de conciliación como Dilma y Mujica, el gobierno de Chávez con un alto componente de concepciones y prácticas militares heredado por Maduro quien trata de llevarlo adelante teniendo como arma la amenaza de movilización popular mientras desarrolla la conciliación.

Por otro lado México, Colombia, Panamá, Costa Rica juegan un papel de aliados incondicionales de EEUU, usados para mantener su dominio y controlar el expansionismo chino en la región.

La lucha entre las potencias tradicionales y emergentes por repartirse los mercados y las fuentes de materias primas es cada día más evidente, y el papel de China como potencia imperialista inocultable ya que su avanzada económica se centra en la exportación de capitales por un lado y de mercancías por otro, coronada con la ofensiva política de un gobierno que no promueve ninguna alternativa política socialista, sino el papel de “protector” de los países que se alejan del control de los EEUU para caer en las garras explotadoras de China y Rusia como actor importante pero de menor peso económico.

Dentro de la región, y con vista a los desenlaces estratégicos Colombia juega un papel importante al ser centro de confrontación político militar entre la insurgencia y el ejército colombiano apoyado por los EEUU, Israel y Europa, generando una experiencia fundamental para el movimiento revolucionario internacional, experiencia de combate que abre luces sobre las modalidades de lucha directa contra el imperialismo en las condiciones de guerra irregular.

Los diálogos de paz han representado una expectativa aunque apenas serán tomados como espacio para el intercambio de delegaciones que se preparan para las elecciones presidenciales donde el resultado puede garantizar la reelección de Santos y tal vez alguna participación en el parlamento de actores del movimiento popular y guerrillero, mientras la confrontación armada continúa y la insurgencia saca provecho propagandístico luego de duros golpes y un cerco mediático que ha sido roto gracias a los diálogos.

El ELN está en camino de desarrollar sus propias conversaciones con el gobierno, mientras el EPL exige lo propio, sin respuesta.

El paro campesino y agrario fue la expresión de masas del impacto económico del TLC con EEUU que permitió el ingreso de productos agrícolas subsidiados por el gobierno gringo con la consecuente quiebra de agricultores colombianos que salieron a protestar logrando cierto eco en los medios y en el gobierno que pretendió ignorar las movilizaciones de calle, las trancas de vías y los cientos de campesinos en las carreteras, pero que se vio obligado a abrir el diálogo para superar la situación.

2- La situación de Venezuela en 2013.

A partir del descubrimiento al público de la existencia de un tumor cancerígeno en el cuerpo de Chávez se comenzaron a tejer hipótesis y conjeturas con una gran nivel de incertidumbre sobre el futuro del proceso, a pesar que el mismo Chávez y la dirección del gobierno se encargó de negar la gravedad de la enfermedad, cada cierto tiempo surgían desde distintos puntos informaciones que predecían un desenlace fatal, algo catastrófico para quienes, habían generado la idea de un líder con el manejo individual de todas las situaciones del gobierno, incluso de su propia enfermedad, de la cual informaba personalmente, lo que provocó las más diversas historias (sin una información objetiva y profesional).

A pesar de lo complejo del caso no estaba previsto el fallecimiento en tan corto plazo, ya que una persona con los recursos científicos a la mano puede garantizar la prolongación de la existencia cambiando su modo de vida y con la atención médica adecuada.

Es claro que Chávez no tomó en cuenta estos razonamientos y al contrario se abrazó al idealismo más extremo de las ideas religiosas y la metafísica de Nietsche, llevándolo a despreciar las recomendaciones de bajar el ritmo de trabajo, descansar, no pretender ser el alcalde de cada ciudad, como le había dicho años antes Fidel Castro, y racionalizar su papel de dirigente del proceso a través de una dirección colectiva.

El prematuro fallecimiento de Chávez, la inexistencia de una verdadera base organizativa partidaria, las concepciones policlasistas y por ende eclécticas, el papel predominante de la ideología burguesa por medio concepciones del socialismo pequeño burgués han generado una gran lentitud para realizar los cambios, marcados por la tolerancia hacia los capitalistas, las marchas y contramarchas, provocó que se perdieran valiosas oportunidades para la verdadera acción revolucionaria (ej. El 12, 13 de abril). Todo esto ha impedido llevar la energía transformadora y revolucionaria del pueblo hacia la dictadura del proletariado, y por ende a la construcción del socialismo, al sometimiento de los burgueses y conspiradores, quedándose en las reformas, mientras se estimula un discurso agitativo, sin pasar realmente a la confrontación de clases, y en algunos momentos frenándola.

En 14 años de gobierno el control económico, que es donde está el verdadero poder de la burguesía, se ha mantenido, su avance electoral lento pero sostenido es evidente, su hegemonía económica se hace patente cada vez que deciden presionar al gobierno demostrando su poderío económico.

Por todas estas razones el año 2013 fue sumamente complicado; desde expectativas de una recuperación “milagrosa” de Chávez, por una parte, a su fallecimiento, que fue entendido como la entrega de la vida al pueblo, dejando una sensación de vacío que en un primer momento vimos como una oportunidad de fortalecimiento político y electoral del proceso sobre la base del compromiso con el dirigente fallecido; hasta la debacle del 14 de abril, donde Maduro con el aval de haber sido designado por el mismo Chávez como su continuador, ganó apenas con 223.599 votos de ventaja sobre Capriles Radonsky, posiblemente por el manejo de la campaña, que se orientó hacia la pequeña burguesía, lo que debe ser estudiado.

En esas elecciones la derecha tradicional acortó de forma drástica la ventaja sobre el proceso y sacó a relucir de nuevo su faz violenta al arremeter en todo el país contra expresiones de presencia del proceso, como CDI, instituciones públicas e incluso contra personas que fueron asesinadas en las calles, sin una respuesta contundente de los revolucionarios, contenidos por el mismo gobierno.

Posterior a esas elecciones del 14 de abril la burguesía tradicional profundizó la ofensiva en el campo económico, basando su accionar en la especulación, acaparamiento y desabastecimiento para aumentar los precios y crear descontento en las masas populares, lo que lograron conseguir, hasta que en octubre el gobierno inició una serie de medidas para atacar la denominada “guerra económica”.

Las elecciones del 8 de diciembre permitieron al gobierno mantener la mayoría de alcaldías y concejales, la superioridad general de votos, aunque la derecha mantuvo su constante avance en algunos de los municipios principales del país como Alcaldía Metropolitana, Maracaibo, Iribarren, Valencia, Sucre, entre otros.

Como vemos la lucha electoral fue la principal forma de lucha durante 2012 y 2013, las elecciones del 7 de Octubre de 2012, la crisis por el agravamiento de Chávez, las obligadas elecciones presidenciales del 14 de abril, además de las elecciones del 8 de diciembre de 2013 determinaron que las organizaciones políticas enfocaran su accionar en construir una posibilidad de triunfo electoral ; que consolidó el GPP del lado del proceso y la MUD del lado opositor, expresándose la necesidad de unificar fuerzas para enfrentar los retos de una mayor polarización política, ya que ninguna organización puede garantizar por sí sola el triunfo electoral por lo que en cada bando la unificación sea una necesidad, más aún después del 14 A.

Además de la lucha electoral la burguesía planteó la confrontación también en el terreno que domina, el terreno económico, lo que puede llevarnos a concluir que durante 2012-2013 la forma de lucha predominante fue electoral y económica.

Nuestro partido ha comprendido las condiciones propias de la lucha electoral, esta forma de lucha burguesa ligada al reformismo y a todos los vicios del capitalismo, en la que no existe en este momento posibilidad verdaderamente revolucionaria, y menos aún de construir el socialismo.

Lo electoral es una expresión de la táctica para avanzar en el proceso de acumulación de fuerzas entre las masas y para ampliar la propaganda, aprovechando los resquicios que el capitalismo está obligado a abrir, mientras va presionando a los revolucionarios a reconocer y subordinarse al derecho burgués, expresión normativa y coercitiva de la clase dominante.

Cada día la lucha en el terreno económico ha cobrado más importancia, la burguesía pro yanqui ha profundizado su acción de sabotaje a la economía doméstica, y el gobierno no ha podido poner freno a esta tendencia.

La confrontación en el terreno económico y electoral fueron las formas de lucha preponderantes que marcaron 2012 y 2013; las masas se vieron arrastradas a expresar su opinión política por medio del voto, mecanismo manipulado que sirve para encauzar las energías revolucionarias hacia un mecanismo controlado por las cúpulas que manejan las instancias de poder económico y político.

También estuvieron presentes otras formas de lucha como las protestas legales e ilegales, huelgas, paros, marchas, movilizaciones y reclamos salariales, recuperación de tierras y edificios, ocupación de empresas, aunque en general fueron menos movilizadoras por la gran manipulación demagógico electoral.

La formas de lucha ilegales también se expresaron, en la cotidianidad, y con menor publicidad y visibilidad, como es de esperar, aunque cobraron protagonismo los días 14, 15 y 16 de abril de 2013 por medio de acciones violentas y de calle llevadas a cabo por la oposición al denunciar un supuesto fraude, dejando en claro su capacidad y disposición de recurrir a formas de lucha violentas.

Esta violencia reaccionaria no se vio sólo el mes de abril, también se hizo presente en las acciones de paramilitares, enfrentamiento de bandas por el control de plazas de drogas, rutas de contrabando de combustibles, oro, alimentos, especialmente en las fronteras, los asesinatos de dirigentes campesinos y obreros tiene un carácter más claro de violencia de clase, aunque también se dan acciones “legales” por parte de los cuerpos represivos del Estado que siguen ejerciendo el papel de instrumentos de opresión de las clases propietarias contra la clase obrera y el pueblo, garantizando, por medio de la legalidad burguesa, la acción violenta del Estado burgués contra los explotados para obligarnos a entregar nuestra fuerza de trabajo.

Esto último, aunque a veces no es comprendido, o no es tan visible en lo cotidiano, está presente cada día, incluso en los medios de comunicación capitalista, que lo utilizan y justifican, manteniendo las condiciones para profundizar la dictadura del capital.

3.- EXPECTATIVAS DEL AÑO 2014.

En 2014 valoramos en primer lugar una profundización de la ofensiva económica ya iniciada por los capitalistas años antes, quienes han anunciado el desabastecimiento en 2014, profecía auto cumplida, ya que quienes son los responsables de las importaciones, la producción y la distribución mayoritaria adelantan que boicotearán las importaciones y ventas al detal prosiguiendo su plan, lo que repercutirá de manera directa sobre las mayorías, por su parte el gobierno anuncia que continuará la lucha contra la especulación, obligando a vender los productos con un precio equivalente al dólar oficial y una ganancia del 30%, pero ¿Qué pasará cuando hayan agotado los stock y no lleguen las importaciones? ¿Qué va a hacer el gobierno si mantienen el acaparamiento y las empresas trabajan a media máquina?

Al no haber elecciones en 2014 y solo a fines de 2015 las de Asamblea Nacional lo electoral quedará en segundo lugar, por lo menos hasta el segundo semestre de 2014 cuando empiecen las internas de los partidos, que ya son anunciadas por las direcciones para mantener las bases engañadas con sus “métodos democráticos”.

Posiblemente el gobierno aproveche este lapso para tratar de concentrar la dirección política, algo dispersa después de la muerte de Chávez, tomar medidas como el aumento de combustibles (medida necesaria por el precio irrisorio de estos), aumentos parciales del salario mínimo para tratar de palear la inflación, lo que no es significativo dados los niveles de ésta. sinceración del precio del dólar, que significará más devaluación del Bolívar, eliminación de otros subsidios, mientras amenaza con medidas de presión a la burguesía para tratar de controlar el sabotaje económico, otro escenario posible es una abierta conciliación: acuerdos para la entrega de los dólares para importaciones sin restricciones, medidas para garantizar el abastecimiento por la vía de las redes de distribución privadas, terminando de establecer el pacto que la burguesía tradicional y el imperialismo quieren para garantizar sus mercados.

La confrontación con la burguesía generaría la respuesta de esta y de sus amos imperialistas; la entrega del gobierno a esta generaría descontento popular y protestas ¿Qué hará el gobierno de Maduro?, evidentemente tratará de complacer a unos y otros haciendo uso de los ingresos que serán insuficientes para satisfacer la voracidad burguesa e imperialista pro yanqui, por lo que requerirá endeudamiento, para lo cual los chinos están a la espera, e incluso grandes bancos estadounidenses, muy posiblemente a pesar de los buenos negocios, la burguesía tradicional insistirá en participar en el control total de la economía venezolana, conspirando contra el gobierno, aún a costa de una contradicción con los chinos o mejor buscando acuerdos con estos para repartirse las riquezas nacionales.

La crisis general del capitalismo y sus expresiones cíclicas también repercuten en el desenvolvimiento en la economía y la política del país, en el juego de poder entre China-Rusia y los EEUU-UE y sus respectivos lacayos locales que en definitiva se pelean el control de las riquezas naturales, garantizar el petróleo y gas, oro, hierro, aluminio, y territorios para expandir sus mercados, además de un centro para colocar sus capitales con altos intereses y la certeza de recuperarlos.

4.- LOS EPICENTROS POLÍTICO ESTRATEGICOS.

Los resultados electorales del 8 de diciembre de 2013 dejan varios municipios de principal importancia política, económica y poblacional en manos de la oposición, la cual sigue avanzando entre la población urbana y joven, fenómeno digno de estudio, que ha sido valorado por nuestro partido previendo el avance progresivo de la derecha en un proceso continuo de acumulación de fuerza que pone en peligro el proceso democrático por la vía electoral.

Con importantes municipios del país en manos de la oposición, 3 gobernaciones y decenas de concejales, la acción opositora se concentrará en los estados Miranda y Lara. Miranda por la cercanía del centro de poder político, Lara por su ubicación estratégica y por los avances políticos de la derecha, que ha pasado de no tener municipios bajo su control, a tener 3, incluyendo la capital del estado y sus ciudades satélites, representa el segundo epicentro de la política nacional, después del estado Miranda. Si bien es cierto Maracaibo es más importante desde el punto de vista poblacional; la gobernación está en manos “chavistas”, y el proceso ha mejorado sus votos, en Valencia ha ocurrido algo similar, aunque se pierde la alcaldía, la gobernación fue recuperada en las últimas elecciones.

Estas situaciones nos llevan a avanzar en la unidad con otras organizaciones revolucionarias, populares y democráticas, a consolidar el trabajo entre las masas, a dilucidar los posibles escenarios mientras se va dando respuesta en la práctica, defendiendo por un lado las conquistas democráticas y por otro abriendo brechas para que avancen las ideas revolucionarias en el seno del pueblo, aprovechando cada espacio para difundir el marxismo y sus propuestas, que ya exigen el trabajo más amplio y un programa que sea asumido por la clase obrera, los campesinos y el pueblo como opción ante la situación de crisis económica en un marco de profundización de las contradicciones y choque abiertos con el imperialismo y sus lacayos.

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s