Bolivia revoca licencia de compañía minera canadiense luego de protestas masivas.






Documental “La verdad detrás de Siria” producido por el comité de Acción Política de Lyndon LaRouche en Estados Unidos, se trata sobre la operación imperial detrás de la desestabilización terrorista en Siria, organizada y financiada desde Gran Bretaña, Arabia Saudita y EE.UU. Aquí se exponen todas las redes terroristas que van desde Al-Qaeda, hasta la empresa británica BAE systems y los grandes bancos del mundo.

El Gobierno acordó con indígenas la anulación de la concesión de la canadiense South American Silver sobre la mina Mallku Khota. Hace un mes se estatizó el yacimiento Colquiri. La decisión del gobierno de Evo Morales es tras meses de protestas indígenas. -Agencias de Informaciones Nuevo Chile –

Tawantinsuyu, Bolivia

Agencia de Informaciones Nuevo Chile

El Presidente de Bolivia, Evo Morales, revocó la licencia de la compañía minera canadiense South American Silver, tras una serie de protestas de grupos indígenas. Miles de personas marcharon hacia la capital del país el mes pasado y después un grupo de manifestantes tomó a trabajadores de rehenes para exigir que South American Silver renunciara al control de la mina Malku Khota. El martes, Morales afirmó que había escuchado las exigencias de los manifestantes.

El Presidente Morales afirmó: “Cómo entre cuñados vamos a estar enfrentados, cómo entre primos vamos a estar enfrentados por culpa de una empresa internacional que viene a saquear nuestros recursos naturales y todos nos hemos dado cuenta. Aquí hay que resolver y otra vez hay que vivir como antes, de la gran conciencia de ustedes, como siempre, de nuestros antepasados. Estos recursos naturales son del Estado, por tanto, del pueblo boliviano y bajo la explotación del gobierno nacional, con la participación de los comunarios de esa zona. Eso hemos acordado”.

Grupos indígenas que demandaban la salida de South American Silver (SAS) del incipiente pero prometedor proyecto minero Mallku Khota -de plata, indio y galio- llevaron al presidente a tomar la decisión luego de protestas que dejaron un muerto y una decena de heridos.

Tres semanas antes, Morales decretó la reversión a dominio estatal de la mina de estaño y zinc Colquiri, que explotaba el grupo suizo Glencore, con lo que aplacó una dura disputa entre mineros asalariados y cooperativistas por el control del yacimiento que había sido privatizado en la década pasada.

A diferencia de Colquiri, una mina explotada ya por varias décadas, Mallku Khota es por ahora sólo un prospecto, en el que SAS dijo que ha descubierto un gigantesco yacimiento de clase mundial que preveía explotar eventualmente después del 2015.

SAS es una minera “junior” que había anunciado una inversión de hasta 50 millones de dólares en la exploración del yacimiento, que concluiría en el 2015. No se conocía un informe actualizado sobre la inversión ya realizada por esa empresa que compró en el 2006 la concesión minera de Mallku Khota a la también canadiense General Minerals Corporation, según un reporte de la local Asociación de Mineros Medianos.

“La empresa (SAS) enfrentó a hermanos, cuñados, primos, vecinos ¿Cómo entre hermanos vamos a estar enfrentados por una empresa trasnacional que viene a saquear nuestros recursos naturales?”, reprochó Morales al justificar el acuerdo firmado por indígenas y ministros en el Palacio de Gobierno de La Paz.

NACIONALIZACIÓN V/S CAMBIOS DE CONTRATOS

La “nacionalización de las minas Colquiri y Mallku Khota contradice anuncios oficiales previos de que el Gobierno negociaba cambios de contratos con todas las firmas extranjeras que operan en la minería del país, buscando imponer una mayoría estatal en toda la industria.

El cambio de contratos era el modelo de “nacionalización que Morales había decidido para el sector minero, en contraste con las estatizaciones por decreto y sin negociación previa ejecutadas en el último quinquenio en las industrias de hidrocarburos, telecomunicaciones y electricidad.

Un vocero de SAS en Bolivia rehusó comentar de inmediato sobre el acuerdo al que llegó el Gobierno con los indígenas, quienes estaban divididos en grupos a favor y en contra del proyecto.

El conflicto había alcanzado su máxima tensión la semana pasada por el secuestro de cinco trabajadores de la empresa canadiense, quienes fueron liberados el fin de semana tras un compromiso preliminar del Gobierno de analizar la “nacionalización del proyecto minero”.

Morales proclamó la riquezas minerales de Mallku Khota estarán bajo exploración y explotación del Gobierno nacional con participación de pobladores de la zona. “La empresa nos ha dividido, pero la unificación ha logrado que los recursos naturales sean de los bolivianos y para los bolivianos. Que el Estado se haga cargo y no una transnacional”, dijo uno de los líderes de la protesta, Benedicto Aguilar, primero en castellano y luego en quechua

Advertisements
This entry was posted in Documentos. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s