Que Uribe se desmovilice y renuncie para que se abran caminos de paz.

Por: PARTIDO COMUNISTA CLANDESTINO COLOMBIANO

PARTIDO COMUNISTA CLANDESTINO COLOMBIANO

PARTIDO COMUNISTA CLANDESTINO COLOMBIANO

En esta fecha histórica de lucha del proletariado mundial, mantenemos en alto las banderas de los mártires de Chicago y de los miles de compatriotas que han caído asesinados o desaparecidos por el régimen de terror impuesto por la oligarquía colombiana en obsecuencia con el imperialismo norteamericano.

La generalizada crisis económica, social y política que sufre nuestro país ha tocado fondo, la ilegitimidad del gobierno de AUV se evidencia mas que nunca, elegido con votos narcoparamilitares que por ahora comprometen a 63 de sus parlamentarios incluyendo a su primo ¨ Don Mario¨ y que demuestran la histórica alianza macabra entre los partidos tradicionales y la desaparición, la tortura, el asesinato, la masacre y la motosierra; situación esta que pretenden encubrir obligando al congreso a discutir atropelladamente una reforma política para lavar la cara y las manos ensangrentadas a ese cuerpo legislativo, como si esa medida desesperada lograra ocultar la pobreza y miseria sembrada por el modelo económico que ha oprimido violentamente por décadas a nuestro pueblo y que se agrava con las políticas de privatización, flexibilización laboral, destrucción del aparato productivo, destinación de billones de pesos en malgasto militar y la utilización de alimentos para producir biocombustibles que viene generando una crisis alimentaria en todo el mundo pero complace al amo del norte.
Por todo esto y pese al papel nefasto de los medios de alienación masiva de la oligarquía, nuestro pueblo se despierta, las calles, carreteras y montañas son de las masas inconformes, en medio de la más recia persecución, los trabajadores clasistas mantenemos la lucha por la defensa del patrimonio y la soberanía nacional y en contra de la aprobación del TLC, esperpento este de tal envergadura y defendido por un siniestro personaje que como presidente de Colombia nos a tocado padecer, que hasta sectores políticos gringos en los últimos días han decidido congelar su aprobación en el congreso norteamericano, en medio de la puja por el poder en ese país.

Frente a esta grave crisis hacemos un llamado a la nación a un Gran Acuerdo Nacional, que exija la renuncia del Presidente Uribe y que convoque a una asamblea nacional constituyente, la PLATAFORMA BOLIVARIANA DE 10 PUNTOS es nuestro modesto aporte para la discusión con todos los sectores del pueblo colombiano.

Respaldamos la propuesta del Intercambio Humanitario de prisioneros como requisito ineludible a la búsqueda de la solución política al conflicto colombiano y a la que hasta ahora este ilegal gobierno ha respondido con actos genocidas y provocadores como el asesinato de los camaradas Iván Ríos y Raúl Reyes a quienes rendimos sentido homenaje, que sabotean el proceso ignorando el clamor de retenidos, familiares y millones de colombianos que exigen este decisivo paso para la construcción de la paz; temen los vende-patrias ingenuamente que dicho proceso desemboque en el reconocimiento como fuerza beligerante de las FARC-EP, carácter que de facto la realidad de la confrontación político-militar ya le otorgó a la insurgencia colombiana, además la nueva dinámica social , cultural y política en Nuestra América que realza el papel de los pueblos y sus organizaciones y que a permitido la configuración de una nueva correlación de fuerzas, va permitiendo el desmonte de la calumniosa categorización de terroristas para el EJERCITO DEL PUEBLO y desenmascara además la verdadera causa de la confrontación y el carácter del régimen de terror y hambre que viene desangrando nuestra Patria.

Es nuestra tarea como trabajadores colombianos propulsar la movilización, la organización y la lucha consecuente, la experiencia nos ha demostrado mil veces que el cambio radical de nuestras condiciones no vendrá de la benevolencia de los patronos sino de la articulación del movimiento obrero organizado con todas las expresiones del movimiento popular, que garantice el combate beligerante por nuestros derechos pero que no se agote en la mera acción reivindicativa, sino que al recobrar su carácter de clase, reconozca su antagonismo irresoluble con el capital y el Estado que lo representa.

En ese sentido la discusión al interior de la CUT y demás centrales sindicales no puede concluirse en un simple cambio del método de afiliación, pues esto no borra mágicamente las taras para la integración masiva de trabajadores no sindicalizados que son la absoluta mayoría y si desvía la atención sirviendo a intereses mezquinos y minoritarios.

Reivindicamos el internacionalismo proletario y nos sentimos participes de las luchas de los obreros del mundo por su liberación, en especial de nuestros compatriotas latinoamericanos. Sin embargo, la globalización de la resistencia y solidaridad internacional no puede confundirse con la pérdida de la independencia política e ideológica del movimiento obrero; por lo que no compartimos la actual afiliación de las distintas centrales obreras a la Confederación Sindical Internacional, pues representa el sometimiento a la interesada injerencia en nuestros asuntos de diversos sectores que ya han demostrado su ambivalencia en la defensa de los intereses de los trabajadores.

Como trabajadores militantes del PCCC llamamos a la clase obrera Colombiana a la organización política revolucionaria clandestina, la feroz guerra sucia desatada por el estado contra toda expresión de protesta nos obliga a que nuestra conspiración por la construcción de la nueva Colombia deba hacerse en células secretas organizadas en nuestros lugares de trabajo, vivienda y lucha. La historia nos convoca y no podemos permanecer indiferentes, el ejemplo de generaciones de trabajadores que han luchado nos anima y alienta, el pueblo colombiano no es un pueblo cobarde, nuestra tierra se ha visto enrojecida por la sangre generosa de todos los que han preferido morir de pie a vivir arrodillados y ahora que los de arriba no pueden seguir gobernando como antes no es el momento de desfallecer sino de templar nuestras fuerzas para concluir nuestros sueños.

¡POR LA NUEVA COLOMBIA, LA PATRIA GRANDE Y EL SOCIALISMO!
¡POR UN GRAN ACUERDO NACIONAL POR LA PAZ!
¡POR ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE, YA!
¡QUE SE VAYAN TODOS!

DIRECCION REGIONAL

PARTIDO COMUNISTA CLANDESTINO COLOMBIANO

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s