CONSUME EL CONSUMISMO CON SUMO GUSTO

Consumismo

Consumismo

Aportación Anónima

La palabra consumismo se refiere a la acumulación, compra o consumo de bienes y servicios considerados superfluos como al sistema político y económico -capitalismo- que promueve la adquisición competitiva de riqueza como signo de status y prestigio dentro de un grupo social.

El consumo a gran escala en la sociedad contemporánea compromete seriamente los recursos naturales, el equilibrio ecológico, pero también posibilita una mayor explotación de los trabajadores de las empresas nacionales y multinacionales al aumentar la demanda de bienes y servicios.

El consumismo -desde un punto de vista subjetivo- puede ser entendido como una adquisición desaforada, que idealiza la obtención de satisfacción e incluso de la felicidad personal a través de la adquisición de bienes materiales superfluos. Pero desde un punto de vista económico-político, el consumismo es una práctica absolutamente funcional a los “ideales” capitalistas que priorizan el lucro por sobre cualquier otro ideal o aspiración humana.

ORIGEN Y ANTROPOLOGÍA DEL CONSUMO

El consumismo incrementa su desarrollo y crecimiento a lo largo del siglo XX como consecuencia directa de la lógica interna del capitalismo y la aparición de la mercadotecnia o publicidad -herramientas que fomentan el consumo generando nuevas necesidades en el consumidor-. El consumismo se ha desarrollado inicialmente en el mundo occidental haciéndose popular el término creado por la antropología social “sociedad de consumo”, referido al consumo masivo de productos y servicios.

Para Jeremy Rifkin en la década de 1920 se produjo una sobreproducción en Estados Unidos -motivada por un aumento de la productividad y una baja de la demanda por la existencia de un alto número de desempleados debido a los cambios tecnológicos- que encontró en el marketing (mercadotecnia y publicidad) la herramienta para incrementar, dirigir y controlar el consumo.

En relación con la evolución desde las primitivas sociedades igualitarias a sociedades de clases diferenciadas y el paso del intercambio o la reciprocidad a la acumulación, el antropólogo Marvin Harris señaló:

Tras la aparición del capitalismo en la Europa occidental, la adquisición competitiva de riqueza se convirtió una vez más en el criterio fundamental para alcanzar el status de “gran hombre”. Sólo que en este caso los grandes hombres intentaban arrebatarse la riqueza unos a otros, y se otorgaba mayor prestigio y poder al individuo que lograba acumular y sostener la mayor fortuna. Durante los primeros años del capitalismo, se confería el mayor prestigio a los que eran más ricos pero vivían más frugalmente. Más adelante, cuando sus ingresos se hicieron más seguros por medio de la explotación del proletariado industrial, la clase alta capitalista recurrió al consumo y despilfarro conspicuos en gran escala para impresionar a sus rivales. Construían grandes mansiones, se vestían con elegancia exclusiva, se adornaban con joyas enormes y hablaban con desprecio de las masas empobrecidas.

Entretanto, las clases media y baja continuaban asignando el mayor prestigio a los que trabajaban más, gastaban menos y se oponían con sobriedad a cualquier forma de consumo y despilfarro conspicuos. Pero como el crecimiento de la capacidad industrial comenzaba a saturar el mercado de los consumidores, había que desarraigar a las clases media y baja de sus “hábitos vulgares”. La publicidad y los medios de comunicación de masas aunaron sus fuerzas para inducir a la clase media y baja a dejar de ahorrar y a comprar, consumir, despilfarrar o gastar cantidades de bienes y servicios cada vez mayores. De ahí que quienes buscan status confirieran un prestigio más alto al consumidor más importante y más conspicuo.

ETIMOLOGÍA

La palabra consumismo proviene del latín: “cosumere” que significa gastar o destruir y de la palabra ismo del latín -ismus y este del griego -ισμος (-ismos), sufijo que formaba sustantivos de acción a partir de verbos y que describe actualmente una tendencia innovadora, en especial en el pensamiento y en el arte.

FACTORES QUE INDUCEN LA COMPRA

Diversos factores inducen a una persona a comprar un producto, éstos se clasifican en:

– Culturales: determinadas por el entorno sociocultural de un consumidor afectado por las prácticas y la propaganda del capitalismo en todas las clases sociales, en una supuesta “libertad de mercado”, porque no hay libertad cuando hay hombres hábilmente manipulados.

– Estatus: el consumo crece por lo general, incluso cuando no se eleva el nivel socioeconómico pero crece la alienación inducida en una población.

– Pertenencia: determinados por el grado de aceptación o rechazo social o grupal por poseer o no un bien.

– Necesidad: determinados por la necesidad real de un producto para la vida convencional.

– Estandarización o masificación, a medida que un producto es poseído por la mayoría de las personas se eleva la presión para que los que aún no lo tienen lo compren.

CAUSAS Y CONSECUENCIAS

El consumismo se ve incentivado principalmente por:

– La cultura capitalista y la presión social.

– La publicidad: en algunas ocasiones consigue la necesaria alienación del pueblo para hacer creer que un gasto es necesario cuando antes se consideraba un lujo.

– La predisposición a usar y tirar muchos productos en perfecto estado de funcionamiento (celulares, computadoras, etc.).

– La baja calidad de algunos productos que conllevan un período de vida relativamente bajo los cuales son atractivos por su bajo costo pero a largo plazo salen más caros, y son más dañinos para el medio ambiente (baterías no recargables, artículos desechables, etc.).

– Medios de comunicación masivos (mass media) que usufructúan conocimientos de la psicología y sociología para predisponer a los individuos a creer con mayor facilidad en la publicidad engañosa, alentando la creencia que podemos resolver nuestros problemas consumiendo indiscriminadamente alimentos, bebidas, artículos milagrosos para curar la salud o afirmar la cultura de la imagen (comercialización y mediatización de la estética corporal, etc.)

– El desecho inadecuado de objetos que podrían ser reciclados, ya sea por nosotros o por otros.

EFECTOS DEL CONSUMISMO

– Global: el consumismo es dañino para el equilibrio ecológico en su totalidad ya que actualmente existen muchos problemas relacionados con el excesivo consumo de recursos naturales que se hace a nivel mundial así como el que los procesos de producción, en su totalidad, generan contaminación.

Es una eficiente herramienta para acrecentar o mantener las asimetrías entre países ricos y pobres por medio de la llamada “división internacional del trabajo” que establece la división del proceso de producción mundial entre países y regiones mediante la especialización en la realización de determinados bienes. En la antigüedad no había ningún centro económico que tomara decisiones técnicas sobre la conveniencia de especializar ciertas regiones en la producción de determinados bienes. Esta situación cambió notablemente a partir de la invasión de América y la colonización de gran parte del mundo por las potencias europeas, que le asignaron a las colonias el papel de productor de materias primas.

Con los cambios en las formas del imperialismo, las decisiones económicas sobre el mejor modo de dividir la producción mundial fueron pasando a los grandes grupos empresarios y financieros. En la actualidad, son principalmente las empresas multinacionales, responsables del 75% de la producción mundial, las que toman las decisiones fundamentales sobre división internacional del trabajo.

Países productores de alta tecnología:

– Regional: la preferencia de productos innecesarios o fácilmente sustituibles de una población que son producidos en otra región ayuda a desequilibrar la balanza comercial entre las regiones.

– Social: se fomenta la acumulación de riqueza en pocas manos.

– Familiar: al caer en el consumismo aumentamos nuestros gastos de forma innecesaria comprando cosas que pudiéramos evitar o reducir como productos cuya publicidad promete milagros, productos de vida útil baja o productos sustitutos de otros naturales.

– Personal: diversas opciones consumistas son menos saludables que las que no lo son. Por ejemplo, hacer jugo de naranja casero en lugar de comprarlo, por lo insalubre de los conservantes y químicos que adulteran la calidad para obtener mayores ganancias bajando los costos indiscriminadamente.

– Cultural: los individuos son preparados para consumir y no para ser personas independientes y críticas.

INDICADORES DE CONSUMISMO

Existe consumismo cuando frecuentemente se presenta uno o más de los siguientes casos a nivel doméstico:

– Un producto se utiliza una sola vez o un pequeño número de veces respecto a uno similar que podría durar mucho más. Ejemplos: envases no retornables en lugar de retornables, afeitadoras desechables, bolsas de plástico de supermercado en lugar de bolsas resistentes, cámaras fotográficas desechables, etc., etc.

– La cantidad de basura inorgánica que generamos es notablemente superior a la cantidad de basura orgánica.

El “sueño americano” se basa en intentar permanentemente acumular y superar al que tiene aún un poco más, no dándose jamás por satisfecho, viviendo pendiente de lo nuevo, anhelando el poder que se desprende de lo material. Casi todos los explotadores trabajan hasta el límite de las posibilidades humanas… aunque no tanto como a quienes explotan…

Entre quienes integran una sociedad de consumo, los valores económicos se intercambian y se usan. La gente consumista no establece distinciones. La riqueza material desempeñó un papel importante en las sociedades humanas, pero jamás constituyó por sí misma objeto de admiración como en el capitalismo.

FUENTE: se ironizó y tergiversó un patético artículo de Wikipedia. El artículo original demuestra -una vez más- lo tendenciosa que es “La Enciclopedia Libre”, particularmente cuando trata temáticas históricas, económicas o políticas. Para Wikipedia no existen explotados, explotadores, plusvalía, división internacional del trabajo, y apenas hace muy “tímidas” menciones acerca de la existencia de las clases sociales y del capitalismo… ¿por eso pedirá donaciones para sustentarse?

¿Donarán los consumidos o quienes consumen a los consumistas?

Advertisements
This entry was posted in Documentos. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s