El Significado Positivo y Negativo del llamado de Hugo Chavez para una Quinta Internacional

Desde el Vientre de la Bestia

Ray O Light

Northstar Compass

Traducción: Xímena Pino

El capitalismo internacional, encabezado por el imperialismo de Estados Unidos, está rápidamente haciendo inhóspita a la “madre tierra” para la habitación humana. La profundidad y ámbito de los problemas continuamente planteados por el imperialismo, por el capitalismo en su agonía, desde el calentamiento global a la contaminación oceánica, a una guerra global de terror, son demasiado grandes para ser abordados por los partidos comunistas con orientación nacional en forma sistemática y decisiva.
Los científicos socialistas serios en los partidos Leninistas y organizaciones  alrededor del mundo necesitan urgentemente rechazar  una estrecha perspectiva, nacionalista burguesa y reafirmar el internacionalismo proletario como la piedra angular de nuestro trabajo.
Pues la burguesía con orientación nacionalista mina cualquier esfuerzo sostenido para reestablecer un movimiento cumunista internacional que sea viable, vibrante y capaz de comprender la magnitud de nuestras tareas, y de unir al proletariado de cada país y de todos los países  para llevar a las fuerzas revolucionarias a victorias decisivas, sobre el capital internacional en este momento de grave peligro y gran oportunidad.
La perspectiva burguesa nacionalista se enfoca en “mi país” o “mi pueblo” o aún “mi clase trabajadora” en vez de enfocarse, mas bien, en la situación de la clase trabajadora internacional; en la situación mundial.  Con el fin de obtener una ventaja para “mi propio sector de la clase trabajadora internacional”, inevitablemente reduce nuestras metas y aspiraciones revolucionarias a meras demandas reformistas, buscando un acercamiento con el enemigo imperialista, a expensas de algunos o todos los sectores de nuestra clase.
Sin duda, las “ilusiones democráticas”, a nivel mundial, entre los socialistas acerca del imperialismo de Estados Unidos en la Era Bema, incluso Hugo Chavez mismo respecto al golpe de estado en Honduras, son una manifestación de este problema.
Es en este contexto que evaluamos el llamado del presidente venezolano Hugo Chavez a una Quinta Internacional.
El presidente Chavez fue el anfitrión de “El Encuentro Izquierdista de Partidos de Izquierda” del 19 al 21 de noviembre del 2009. Dirigiéndose a delegados de 55 partidos de mas de 30  países representando nominalmente a partidos comunistas y social demócratas de Asia y Europa, fuerzas de liberación nacional de Africa y del Medio Oriente, partidos radicales y nuevos partidos de izquierda de Europa y América Latina, el Presidente Chavez declaró: “Ha llegado el momento para que convoquemos  a la Quinta Internacional.”
Inmediatamente después del Encuentro de Izquierda el 21 de noviembre, el Primer Congreso Extraordinario del Partido Socialista Unificado de Venezuela (PSUV) comenzó. En su discurso de apertura a los 772 delegados electos del PSUV, el Presidente Chavez reiteró su llamado a la Quinta Internacional y le pidió al Congreso hacer de este tema un asunto de debate serio durante los cinco meses que el Congreso del PSUV estaba designado durar — hasta abril del 2010, cuando el congreso fundador de “la Quinta Internacional” fuera proyectado “para convertirse en un instrumento de unificación y coordinación de la lucha de los pueblos para salvar este planeta.”
Hay importantes aspectos positivos y negativos de esta iniciativa desde el punto de vista del proletariado internacional, desde el punto de vista del Marxismo revolucionario.

Como se reflejó tanto en las discusiones como en  la Declaración de los Partidos de Izquierda, este nuevo esfuerzo de coordinación política internacional es en gran parte una respuesta positiva a las nuevas acciones agresivas del imperialismo de los Estados Unidos en América Latina realizadas bajo el régimen de Obama/Biden. Se hizo gran hincapié en el exitoso golpe de estado contra el Presidente Zelaya en Honduras, así como en las siete nuevas bases militares de E.E.U.U. en Colombia.  Chavez y otros  reconocen justamente que gran parte del ímpetu imperialista de E.E.U.U. de patrocinar y mantener el derrocamiento de Zelaya fue para menoscabar, hacer retroceder y destruir ALBA y otras iniciativas económicas regionales y revertir la creciente independencia política de América Latina de la dominación imperialista de E.E.U.U.  El programa práctico trazado en la Declaración, deja claro que la soberanía nacional de las naciones oprimidas,  especialmente en América Latina y especialmente contra el imperialismo de E.E.U.U. está en el corazón de esta iniciativa “internacional”.
Otro aspecto positivo es que este llamado a la “Quinta Internacional”  representa un reconocimiento por parte de significativas fuerzas anti-imperialistas no-proletarias, que la opresión imperialista y el terror en nuestra era requiere coordinación y solidaridad internacional.  En este sentido, el llamado de Chavez  para una Quinta Internacional debe servir como un llamado de atención para los partidos comunistas genuinos y organizaciones  en todo el mundo que el proletariado internacional y los pueblos oprimidos necesitan una nueva Internacional Comunista.
Northstar Compass y el Consejo Internacional de Amistad y Solidaridad con el Pueblo Soviético,  también han reconocido la profunda necesidad del reestablecimiento de un movimiento internacional mas integrado y organizado, a fin de avanzar en la causa de liberación nacional y el socialismo contra el capitalismo internacional. La pequeña reunión de la Conferencia del Consejo Internacional  en Toronto, Canadá, en octubre del 2008, aprobó por unanimidad una resolución titulada “¡Los Trabajadores y Pueblos Oprimidos del mundo, necesitan una nueva Internacional Comunista!” A diferencia del llamado de Chavez, Northstar Compass, reconociendo sus propias limitaciones, hizo un llamado al movimiento comunista a asumir la tarea de construir una internacional comunista.  Como autor de esta resolución, (a pedido del editor y presidente de NSC, Michael Lucas), yo estaba plenamente consciente que era una exigencia de una organización de masas de la vanguardia del proletariado para asumir esta seria y urgente tarea.
También hay un número de características negativas del llamado de Chavez que necesitan ser reveladas.

En primer lugar, Chavez, reflejando una fuerte corriente Trotskista en la izquierda Latinoamericana, muestra un respeto positivo por la llamada Cuarta Internacional de Trotsky, la cual nunca construyó un movimiento revolucionario fuerte en ninguna parte del mundo. Al mismo tiempo, calumnia a Stalin y a la  (Tercera) Internacional Comunista y desprecia el papel de Lenin y la Unión Soviética. Aunque la derrota del fascismo mundial, dirigida por Stalin y los soviéticos, no  tuvo un impacto tan profundo e inmediato en los movimientos de independencia en América Latina como lo tuvo an Asia y Africa, no puede haber duda de que el aumento de las luchas de liberación nacional en América Latina, también se debió a la heroica victoria Soviética.
La Revolución Cubana, la cual Chavez alaba a los cielos, habría sido imposible mantener en éstas décadas sin los imperecederos logros del Partido Soviético Bolchevique y el pueblo bajo el liderazgo de Lenin y Stalin, como también  la victoria de la revolución democrática nacional liderada por el Partido Comunista Chino, la heroica lucha del pueblo vietnamita liderada por el Partido Comunista vietnamita, etc. El liderazgo de todas estas luchas ayudó a producir  o/y fueron producidos por la Tercera Internacional. La ignorancia de Chavez respecto a la historia le permite confundir la actual época revisionista soviética, la disolución del campo socialista, etc. con el período anterior de la revolución proletaria y el internacionalismo proletario.
La profunda distorsión de la historia por parte de Chavez conduce a otros problemas.

El oportunismo, (de la derecha o de la “izquierda”), como lo ha planteado el gran líder revolucionario filipino Jose Maria Sison, promueve la ilusión de que la lucha es mas fácil de lo que realmente es. En éstas líneas,  Chavez y otros partidarios de la iniciativa de la Quinta Internacional, menosprecian y atacan a la organización centralista democrática y la disciplina que le permitió a los camaradas de La (Tercera) Internacional Comunista conducir a las masas de la humanidad de una victoria a otra sobre el capital internacional.
La falta de reconocimiento del rol histórico-mundial de la Revolución Rusa, la Revolución China, y la Revolución Vietnamita, entre otras significativas revoluciones del siglo XX, de la derrota de las potencias de eje fascista en la Segunda Guerra Mundial dirigida por los soviéticos, y la enorme contribución de la (Tercera)Internacional Comunista a los avances históricos de la causa del proletariado revolucionario, incluyendo la creación de un campo socialista y el florecimiento de nuevos estados independientes en Asia, Africa y América Latina lleva a una grave subestimación de los enormes sacrificios y luchas que son necesarias para lograr victorias decisivas sobre el imperialismo.

Conduce a una incapacidad de comprender la necesidad de una disciplina y organización proletaria, una organización del partido Leninista.
El reciente aumento de movimientos y gobiernos populares en casi toda  América Latina, particularmente en oposición al imperialismo de E.E.U.U.  ha sido una gran fuente de inspiración para todos los conscientes luchadores anti-imperialistas en todo el mundo. La unidad anti-imperialista cubana-venezolana  ha sido el centro alrededor del cual se han hecho importantes avances económicos y políticos. Sin duda, este fenómeno es la base de la fuerza de la cual el llamado de Chavez  para una Quinta Internacional  ha sido hecho. Sin embargo, es una quimera esperar que, simplemente llamando a los partidos burgueses y pequeño-burgueses en el poder del estado, y partidos anarquistas y social-demócratas pequeño-burgueses de otras naciones a unirse; se pueda formar una internacional capaz de resistir las terribles presiones económicas, políticas y militares del imperialismo.
Cuando mucho,  el llamado  de Chavez para una Quinta Internacional es una proyección pequeño-burguesa del concepto idealista de la creación de un partido. Intenta forjar “la unidad de los socialistas,” de los “grandes hombres” y los “pensadores,” sobre la base de su compromiso con la “idea socialista”; en general, en vez de formar la unidad de la clase trabajadora internacional en el crisol de la lucha de clases for el socialismo. El llamado de Chavez  es una desviación fundamental de la primera, segunda y tercera intenacional, las cuales todas estaban destinadas a la unidad de la clase trabajadora internacional en la lucha contra el capital. Semejante idealista pequeño-burgués creado internacionalmente solo puede ser rápidamente aplastado sobre los cimientos de la realidad del soborno imperialista, la opresión y violencia.
No es sorprendente que,  el día después que Chavez inicialmente presentó su propuesta, cuando aún estaba en el mero comienzo de la etapa de conversaciones, ya había tanta oposición como había unidad.
Representantes de los gobiernos de Ecuador y Bolivia y de la resistencia hondureña garantizaron su apoyo, pero el experimentado y combativo partido comunista cubano, al mismo tiempo que expresa su acuerdo con la noción general de coordinación internacional, no expresó una posición formal del todo. Valtar Pomar, secretario de relaciones internacionales del Partido de los Trabajadores de Brasil (PT)  se opuso llamándolo ‘divisivo” haciendo el socialismo el denominador común para la unidad y declaró que el PT seguirá haciendo el Foro Social Mundial su prioridad (abiertamente reformista). El vicepresidente de El Salvador, líder del FMLN Salvador Sanchez Ceren, habló a favor. Sin embargo, inmediatamente después, el presidente Salvadoreño, Mauricio Funes,  un independiente elegido en la lista  del FMLN, se distanció tanto él como al gobierno de cualquier tipo de apoyo para un “Socialismo Siglo 21.” Desde entonces, el  gobierno del  FMLN ha reconocido al reaccionario e ilegítimo gobierno ‘elegido’ por el ¡golpe hondureño!
Desde la iniciativa de Chavez, en November 2009, de hacer este llamado, parece que poco o nada esencial se ha logrado. Mientras tanto, el imperialismo de E.E.U.U. continúa penetrándose en América Latina, para hacer allí nuevos avances políticos, militares y económicos.
Conclusion:
Para derrotar al enemigo imperialista y destruir el sistema capitalista antes que este destruya nuestro hábitat humano, se necesita construir una nueva internacional comunista.  Los comunistas necesitan dar apoyo crítico a los esfuerzos de coordinación de la pequeña burguesía y las fuerzas burguesas nacionalistas anti-imperialista en y alrededor de la llamada “Quinta Internacional” dirigida por Hugo Chavez. Al mismo tiempo, los comunistas deben luchar para que las luchas de liberación nacional en las naciones oprimidas y la lucha revolucionaria por el socialismo en todo el mundo, sean dirigidas por el proletariado.
El esfuerzo de movilización alrededor de una “Quinta Internacional” dominada por la pequeña burguesía que dice “plausibles y respetables mentiras pequeño burguesas” y que oculta el destacado y heroico papel de la Internacional Comunista y de sus partidos miembros en el pasado, puede servir para desanimar y menospreciar,  en vez de inspirar la vanguardia proletaria. Al oponerse a este engaño pequeño burgués, los comunistas necesitan asumir la difícil tarea de dirigir la clase trabajadora internacional y las masas oprimidas en la construcción de una nueva internacional comunista sobre una base materialista, vale decir, sobre la base de su propia experiencia en la lucha de clases por la liberación nacional, el socialismo y comunismo.
Para poder desempeñar con éxito todas las múltiples y variadas tareas revolucionarias en la lucha contra el capital internacional encabezado por el imperialismo de E.E.U.U., se requiere una nueva y genuina internacional comunista.
Advertisements
This entry was posted in Documentos. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s